viernes, 29 de mayo de 2015

¿CONOCÉIS LA LEYENDA DE LA CRUZ DE LOS CASADOS?

Nuestro proyecto para celebrar el centenario de nuestro parque sigue su curso y en esta ocasión nos hemos centrado en la Cruz de los Casados.


En nuestros recorridos por el parque la  hemos visto alguna que otra vez. De manera muy superficial ya les había contado a mis peques la leyenda, pero les prometí que un día conocerían mejor la trágica historia de Blanca y Sancho.

Hace un mes se presentó en el Museo de la Merced un cómic que contaba esta leyenda.
 Fui a la presentación y adquirí un ejemplar. Al día siguiente lo llevé a clase y les comenté que sus autores nos lo habían dedicado.
(Es bueno compartir nuestras lecturas con los peques)
Al ver el formato, muchos dijeron "¡Es un cómic!". Todos quisieron verlo y se lo fueron pasando de uno en uno en la asamblea. Después se pasó al rincón de la biblioteca.



¡Pero aún no había llegado el momento de contarles la historia en profundidad!

El jueves pasado fue el día elegido. Y vestidos para la ocasión, nos dirigimos en romería hacia la cruz.



Los peques se van colocando...





Al inicio se escucharon algunas voces de los espectadores...


...pero segundos después estaban inmersos en la historia.

¡No me extraña! Mirad a Alejandra cómo está: ¡totalmente metida en su papel!


¿Y qué me decís de Prado? ¡Con la que estaba cayendo y con la capa de lana!
¡Todo sea por dar verosimilitud al personaje!



¡Hubo hasta un cambio de vestuario!


Después de lo que os he contado...

¿QUERÉIS VER EL VÍDEO DE LA ACTUACIÓN?


¡SEÑORAS Y SEÑORES...LA LEYENDA DE LA CRUZ DE LOS CASADOS!

(El montaje del vídeo ha sido obra de la "seño" Prado ¡Ha quedado genial!)




Acabada la actuación, volvimos al cole.




¡Y una foto de grupo para terminar!



Por si os interesa, os dejo el texto de la representación.
( Inventado por una misma, así que disculpad si la calidad de la obra no es muy buena)

En este lugar
 –quiérome acordar-
ocurrió una historia
que ahora vais a escuchar.

Hace ya muchos años,
-no sé cuántos, la verdad-
entre churriegos y realengos
había una gran enemistad.
Los unos eran calatravos,
los otros servían al rey.
Y entre unos y otros
no había una única ley.

Por ciertos motivos
que no os voy a relatar
(¡Nos darían las uvas!
¡No me vais a dejar!)
se declararon la guerra
las gentes del lugar.

En el bando de Villa Real,
Remondo Núñez del Pozuelo,
autor de los diversos desmanes
que sufrieron los churriegos.
Luchando en el bando contrario,
se encontraba un ilustre del lugar
Alvar Gómez de Piedrabuena
-así se hacía llamar-.

En la batalla de Malastardes
su familia tuvo un desenlace fatal
(mataron al padre,
y de las hermanas, mejor no hablar)
Y esto fue algo,
 que Alvar Gómez a Remondo,
 no podía perdonar.
Hizo jurar a su gente
eterna enemistad
hacia todos los descendientes
del que le hizo tanto mal.

Pasaron treinta años.
¡Treinta años!- mire usted.
Pero ese odio que sentían
¡No menguaba ni  a la de tres!

Ambos tuvieron descendencia,
que voy a detallar:
Alvar tuvo a Sancho, su hijo.
Remondo a Blanca,
así la quiso llamar.
Y un buen día…
se conocieron, por casualidad.
El convento de franciscanos
fue el romántico lugar.
Sancho era amigo de Fray Ambrosio
y como tal, lo iba a visitar.
Un día vio a Blanca
y una flecha sintió clavar.
¡Es el amor! –tonto.
¡Te acabas de enamorar!
Pero como no había forma
de que sus padres firmaran la paz,
le dijeron a Fray Ambrosio:
¡Nos tienes que casar!

Una noche quedaron
en el humilladero de Villa Real:
Fray Ambrosio, Sancho, Blanca
y la luna,  nadie más.
Mas cuando casados estaban ya,
unos desforazos gritos,
comenzaron a escuchar.
¡Es Remondo y sus soldados
que a toda costa,
la unión quieren evitar!
La tragedia se huele,
Esto va a acabar mal.
Remondo desenvainó su espada.
Blanca la quiso parar.
Y herida de muerte
encontró su triste final.
Ciego de ira Sancho
a Remondo su vida quitó,
a la vez que sus soldados
mataban al que estaba ciego de amor.

¡Qué tragedia más grande!
¡Qué oscuro final!
Mas las gentes de la villa
no quisieron olvidar,
esta historia de amor
que ocurrió en Villa Real.
En el mismo humilladero
quisieron levantar
una cruz de madera
 a la que poder venerar.
Mas con los años
por otra de piedra se cambió.
Esa es la cruz  de los casados
que el parque vemos con emoción.

Y así acaba la historia.


La historia de un gran amor.


Ya en clase comentamos lo que había pasado en la obra y lo malo que es guardar rencor y no perdonar.

Terminamos dibujando la Cruz de los Casados o bien alguna escena de la obra.

Y esto lo hicieron con una música de fondo muy manchega para celebrar el Día de la Región:
"A la Mancha, manchega"









5 comentarios:

  1. Un gran aplauso para las Seños!!!!! Lo han hecho fenomenal. Un abrazo y muy buena semana.

    ResponderEliminar
  2. Que magnífica representación!, enhorabuena a Alejandra, a Prado y a Rosario!, nos ha gustado mucho verla.
    La foto del grupo me encanta Rosario, que guapos y grandes tus niños,.gracias!,
    Un abrazo. Gloria.

    ResponderEliminar
  3. Bravo... al trabajo en equipo y a la atención de los niños. Actividades como éstas merecen la pena cuando ves cómo todos disfrutamos con ellas. ¡¡¡Gran poema escrito genialmente por Rosario!!! e interpretado como pudimos por las demás, ja, ja, ja

    ResponderEliminar
  4. Rodríguez-Encina6 de junio de 2015, 7:32

    Lo vuestro es vocacional. Felicidades a todas por vuestra labor y por vuestros esfuerzos de enseñar a nuestros peques, de una forma tan amena. No hay más que ver la motivación de ellos!

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena a las tres...¡Sois Fantásticas¡. Es un lujo tener a nuestros hijos con vosotras.

    Besos. Elena

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...