lunes, 25 de diciembre de 2017

EL MAGO DEL PARQUE...

¡Menuda noticia han dado en la tele!
¡Parece ser que hay un mago en el parque que está liberando a un caballero hechizado que se encuentra dentro de un árbol!
Al oír la noticia he recordado una historia que me contaron hace muchos años: ¡la historia del mago que está ahora en el parque!
Por supuesto que se la conté a mis peques y la escucharon con suma atención.
Os la resumiré por si os piden que se la contéis:
"Hace muchos años, cuando el mago del parque era pequeño, escuchó la historia de una brujo malvado que quiso castigar a un buen caballero haciéndole un encantamiento.
Lo condenó a vivir encerrado dentro del tronco de un árbol, convirtiéndolo en madera.
El pequeño, al escuchar esta historia, sintió mucha pena por el caballero y prometió encontrarlo.
En cuanto veía un árbol se acercaba a abrazarlo y, en un susurro, le preguntaba si ahí estaba el caballero. ¡Pero solo le respondían las mariquitas que pasaban el invierno entre las grietas de la corteza diciéndole que allí no había ningún caballero hechizado, solo estaban ellas!
Como es lógico, la familia del pequeñín se extrañaba de su costumbre de abrazar a los árboles. ¡Solo quería jugar en lugares llenos de árboles!
Así pasaron los años, el pequeño se convirtió en un hombre...¡que mantenía la ilusión de encontrar algún día al caballero hechizado!
Los años siguieron pasando y el hombre se iba haciendo más mayor, hasta que hace unos meses, el viento le susurró que en un parque llamado Gasset se encontraba su caballero..."

Resumidamente así les presenté a nuestro mago del parque.
¡Qué silencio se hizo en la clase!

Y con esta motivación y acompañados por las brujas Silvana, Burbuja y Arco-Iris, los peques salieron a la búsqueda del buen mago.
Con gran amabilidad, Francisco Ortega, el mago "SACADOR" como así se denominó ( y que ya estaba al tanto de nuestra visita, je, je) nos explicó lo que estaba haciendo para liberar al caballero...
...¡que era Don Quijote de la Mancha!
Nos enseñó sus herramientas y nos dijo que había que trabajar con mucho cuidado para no dañar al caballero y sacarlo sano y salvo.
Aunque los peques tenían una duda: "¿Cuando lo saques cómo lo convertirás otra vez en persona?"
Gran pregunta, pero nos respondió que esa tarea le correspondía a otro mago. Él solo era el SACADOR.
Aunque nos dijo que le gustaría hacer una escuela para formar a futuros sacadores. 
Algunos le dijeron qué días tenían libres, sin actividades extracurriculares, para que lo tuviera en cuenta, je, je. Y Rodrigo le dijo que tendrían que visitarle muy a menudo para aprender a hacer lo que él hacía.

¡Ah! Antes de irnos nos dijo un secreto: todos los árboles encierran una figura, pero hay que saber liberarla.

¡Muchas gracias por atendernos, mago SACADOR!

¡Ha sido un placer escucharle y verle trabajar!


3 comentarios:

  1. Alucinante el gran trabajo que está haciendo este hombre. ¡Menudo artista! Me ha encantado la historia :)

    ResponderEliminar
  2. Preciosa historia! Cuando estudiaba en la escuela de arte nos decían que los escultores lo único que hacen es liberar la escultura que hay dentro del trozo de madera, mármol o piedra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. “El David siempre estuvo escondido en ese gran bloque de mármol, lo único que yo hice fue quitar las partes que sobraban”. Michelangelo Buonarroti

      Al ver al escultor recordé esta frase y así surgió la historia.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...